Tag Archives: danés

Daltonismo

colores“Para cada uno hay un color” es un famoso proverbio coreano y verdaderamente refrescante y cierto que alrededor del mundo la conexión entre el idioma y el color varía considerablemente. Y a medida que nos movemos de un ‘lenguaje colorido “al” idioma del color’.

Podemos pensar que cada idioma tiene una palabra para cada color, pero esto no es así. Nueve idiomas sólo intérpretan el blanco y el negro. Por ejemplo, en Dan, que se habla en Nueva Guinea, la gente habla y se refiere a las cosa en mili (que se traduce como oscuro) o mola (como claro).

Al igual que con los colores del arco iris. El pueblo de Bassa de Liberia ven sólo dos colores: Zina (rojo / naranja / amarillo) y Hui (verde / azul / morado) y su espectro. Y el idioma Hanuno’o, hablado por mangyans en Filipinas, hay sólo cuatro términos básicos de color: negro, blanco, rojo y verde. El Shona de Zimbabwe también ve sólo cuatro: cipsuka (rojo / naranja), cicena (amarillo y amarillo-verde), Citema(verde-azul) y cipsuka de nuevo (la palabra también representa a la vez el extremo violeta del espectro). Sólo en los países más desarrollados es donde se ven los siete colores: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, índigo y violeta.

En algunos idiomas una sola palabra para un color puede tener muchas interpretaciones. La palabra japonesa ao puede significar azul, verde o  palido. El azul en galés es glas, como la expresión yng nglas y dydd, en el azul del día (temprano por la mañana ). Pero también es utilizado y en la expresión  gorau glas (“dar lo mejor”), lo que quiere decir que hacer mejor en algo, y el cambio de rumbo dramáticamente, en vez de aparecer como glas wen ( ‘sonrisa azul’), una sonrisa que no es sincera y burlona. En la literatura galesa, glas es un color que está entre verde, azul y gris; sino que también tiene significados poéticos de tanto de juventud como de la muerte.

En cuanto a la gama de colores, veintiún idiomas tienen palabras diferentes para el negro, rojo y blanco solamente; ocho colores tiene eso colores más el verde; como consecuencia trajo colores adicionales como el color amarillo, además de otros dieciocho idiomas, el azul (con seis) y finalmente marrones (con siete).

Quizás sólo en este sentido sí se puede decir que los colores tienen coherencia global del uso lingüístico.

En 196, los investigadores sintierón que no era justo discutir sobre una notable diferencia entre los términos de color de varios idiomas o que cada lengua había funcionado fde acuerdo a su propio sistema y de una manera totalmente arbitraria.

Mientras que, por un lado, el uso idiomático del color se ajusta a algunas generalidades naturales (azul para la tranquilidad, el verde de la naturaleza, el color rosa para el amor, etc.), es refrescante para aquellos que están aprendiendo un idioma descubrir hasta qué punto la misma frecuencia de estas nociones se quedan en su cabeza.

Si tomano por ejemplo el verde, con estas expresiones idiomaticas, el color toma un rol mucho más activo, ya que trata de traducir el mundo inconstante de las emociones:

Habe er lysegrønt (danés) mantener la esperanza, incluso cuando parece sombrío (la esperanza es verde claro)

Grün vor Stolz (alemán) muy orgulloso (verde con orgullo)

Me sacas canas verdes (español) Usted es molesto o me hace enojar (Me estás sacando cabellos verdes)

vert de peur (francés) muy asustado (verde de miedo)

ficar de raiva verde (portugués) ponerse furioso ( para ponerse verde de la rabia)

Del mismo modo, es alentador cuando una sensación idéntica se puede expresar a través de una gama de colores totalmente diferentes, tales como celos o fuerte cólera (a lo que llamamos rojo) …

Gelb vor Eifersucht werden (alemán) ponerse amarillo de los celos

svartsjuk (sueco) negro enfermo (celos)

Groen van jaloezie IEDs (holandés) ser muy celos ( volverse verde de los celos)

una cara de Roşu Minic (rumano) enfurecerse (ponerse color rosa de la rabia)

doprowadzić Kogos a Bialej Gorączka (polaco) hacer que alguien se enoje (hacer que a alguien le de una fiebre blanca)

No ha habido un argumento convincente o un conjunto de reglas por las que podemos abordar colectivamente el uso del color y el lenguaje y esto tiene sus méritos. Y un mundo donde las lenguas mueren a razón de uno de quince días (fuera de la gama existente de aproximadamente 6800 lenguas) la diversidad es más que nunca los determinantes críticos.